En la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables, publicado en: «DOUE» núm. 140, de 5 de junio de 2009, páginas16 a 62, se define en su artículo 2:

a) "energía procedente de fuentes renovables": la energía procedente de fuentes renovables no fósiles, es decir, energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotérmica y oceánica, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás;

b) "energía aerotérmica": la energía almacenada en forma de calor en el aire ambiente;

Las instalaciones  de aerotermia se basan pues en el aprovechamiento de la energía térmica existente en el aire exterior para calentar la vivienda, el agua caliente sanitaria, etc.

El funcionamiento de la aerotermia es sencillo: un módulo instalado en el exterior y que solo contiene gas refrigerante hace pasar el aire a través de un refrigerador (comparable al radiador del motor de un vehículo) y extrae de él suficiente energía, incluso a -15ºC (hasta -25ºC en el caso extremo). La conversión del calor se produce en el módulo interior, que está instalado en un lugar protegido de las heladas. A partir de ahí, el módulo interior se encarga de producir agua caliente para calefacción, agua caliente para el acumulador de ACS y opcionalmente para climatizar el agua de una piscina.

Con la instalación de bombas de calor aire-agua se alcanzan ahorros de más de un 75% respecto a otros sistemas que tienen como fuente de energía la electricidad.

En  las especificaciones técnicas de los equipos de Aerotermia se alude al COP (Coefficient Of Performance) ó coeficiente de operatividad, que es el porcentaje entre el calentamiento o enfriamiento obtenido y la electricidad consumida, así un COP 4 indica que con 1 kW de energía eléctrica consumida, el sistema nos retorna 4 kW de energía térmica.

Aunque más cara en su implantación, sin embargo, a menudo olvidamos que puede ser más económica porque el coste real del sistema dependerá mucho más del coste del uso que del coste inicial de la compra. Por tanto, la clave del ahorro de la  aerotérmia está en el uso a lo largo de la vida del equipo.

Ventajas:

  • No necesitan chimenea
  • No es necesario almacenar ningún combustible.
  • De las energías renovables, se podría decir que es la más barata.
  • Tiene un mantenimiento mínimo.
  • No precisan de grandes obras cómo perforaciones o movimientos de tierra, cómo la geotermia.
  • No hay gases tóxicos, ni humos, ni combustibles.
  • Al no usar nada más que electricidad, no tendremos varios contratos con compañías energéticas.
  • La unidad interior ocupa lo mismo que una caldera de gas.
  • Pueden enfriar y calentar, con lo que se pueden usar tanto en invierno como en verano

En nuestra sección "TRABAJOS", puede ver fotos de instalaciones típicas llevadas a cabo por nosotros